Reportería despercidiada en el registro noticioso, un papayazo para los agregadores

pulzo

Clayton M. Christensen, David Skok, y James Allworth explican para el Nieman Lab la teoría jobs-to-be-done que permite comprender mejor las alternativas de las empresas de medios en el marco de las diversas transformaciones de las que da cuenta la teoría de la disrupción. Estas ideas, sin embargo, están lejos de inspirar las acciones emprendidas por los medios colombianos.

El Tiempo, por ejemplo, limitó la cantidad de artículos que pueden leerse en línea para quienes no están registrados en el sitio web, en lo que seguramente es el primer paso antes de cobrar por sus contenidos. Esta estrategia de monetización en desarrollo está lejos de ser la mejor.

Precisamente, esa casa editorial puede estar incurriendo en uno de los grandes errores de las empresas de medios que el artículo del Nieman recalca:

[Los gestores en lo medios] deberían preguntarse si su organización está haciendo un trabajo tan sobresaliente como para cobrar. Este es el caso de las empresas que operan en el espacio de las noticias como productos básicos (commodity), donde otras organizaciones están suministrando contenidos muy similares en forma gratuita. Además, es crítico evitar caer en la trampa de pensar que se puede cobrar por el contenido solo porque cuesta dinero producirlo.

En lugar de eso, el contenido debe ser tan irresistible como para que los usuarios estén dispuestos a pagar por él. Y esto requiere focalizarse en resolver las tareas correctas.

El análisis también advierte:

El caudal de información disponible de manera prácticamente instantánea ha reducido el valor de las noticias de interés general prácticamente por debajo de su costo de producción. Las noticias de interés general y las noticias de última hora que responden las preguntas “quién, qué, cuándo y dónde” se han convertido en commodities y no son capaces de crear valor suficiente para sostener a las empresas periodísticas en el largo plazo.

El error de los medios tradicionales como El Tiempo puede traducirse a términos prácticos diciendo que tienen una cantidad de periodistas invirtiendo horas y horas en reportería para producir meros commodities, registro noticioso de sucesos o de declaraciones por los que nadie quiere pagar, mientras los agregadores como Pulzo depuran -más o menos despacio, con mayor o menor calidad- formas de reportería digital o de agregación que disminuyen el costo de la producción de esos contenidos.

Cuando a los agregadores de hoy les llegue la hora inevitable de empezar a producir contenido tendrán, si hacen las cosas bien, la gran posibilidad de construir la diversidad y calidad periodística que los medios tradicionales botaron a la basura cuando hace años los sorprendió el cambio tecnológico. Cuando lo hagan, espero, no tendrán jóvenes reporteros desperdiciando su día en un salón del Senado mientras esperan que algún político dé una declaración que bien puede ser recogida por Twitter o agregada de, por ejemplo, la radio. No sé si Pulzo haya entendido esto, pero cuando sus periodistas salgan a la calle tendrán la gran ventaja de poder utilizar las horas de reportería para construir buenas historias (contenido “irresistible” por el que los usuarios pagarían), mientras en El Tiempo seguirán desperdiciando reportería -es decir, recursos como dinero, gente, talento y tiempo- en hacer meros registros, incapaces de reenfocar el papel de sus periodistas de calle.

El Nieman Lab dice: “Hoy, el valor para los medios se encuentra principalmente en el contexto y la verificación, en explicar el ‘cómo, por qué y qué significa’ y en alcanzar a las comunidades afectadas por esa información”. Dado que el registro noticioso no genera valor, deberían invertirse menos recursos en su producción; lo contrario ocurre con las buenas historias, el periodismo de calidad, y por tanto los mayores recursos deberían estar allí concentrados. Medios como Pulzo ya hicieron la primera parte (y además le dan -o intentan darle- valor al registro noticioso a través de la agregación). Todavía falta la segunda.

Por otro lado, tanto los medios tradicionales como Pulzo tienen el problema de que no buscan especialidades, temáticas o públicos concretos, sino que están interesados en dominar la totalidad de los nichos: son medios informativos de interés general (el extremo opuesto a, por ejemplo, los experimentos de periodismo hiperlocal). No son claras cuáles son sus principales temáticas de interés -porque, virtualmente, son todas-, y por eso ambos modelos tendrán en algún momento que “evaluar cuáles son esas fortalezas únicas” para “construir una comunidad conectada en torno” a ciertas ideas, en términos del mismo artículo.

Advertisements

3 thoughts on “Reportería despercidiada en el registro noticioso, un papayazo para los agregadores

  1. Jimena

    Muy buena entrada. Como hablábamos en clase hay dos cosas además allí: lo primero, el reto de los agregadores en el contexto colombiano con relativa poca diversidad. Y lo segundo, que un agregador no necesariamente quiere ser “cuando grande” un medio informativo de reportería original.
    Interesante también lo que mencionas del lo hiperlocal y el nicho, porque en general los medios digitales colombianos “grandes” o con relativo éxito al menos en tráfico han apuntado más a la información general: KienyKe, Las 2 Orillas, Pulzo, Confidencial Colombia…

    Like

    Reply
    1. gcorredor Post author

      Sí, estaba pensando que no es claro hasta qué punto a los Santodomingo les pueda interesar que Pulzo crezca en producción de contenidos si eso implica pisarse las mangueras con otros medios del grupo como Caracol, El Espectador, Blu, etc…

      Like

      Reply
  2. Jimena

    Hum…pues no le veo tanto problema… -pero yo no soy el dueño. En medios, cuando hay plata para invertir, siempre hay una nueva tajada de mercado que sacar. Fíjate Blu. La radio es un medio altamente competido en el que hay más diversidad que en la TV (aunque los pulpos sean 3), pero ahí va Blu, nueva pero con buena inversión inicial (y estrellas) ha conquistado mercado rápido: http://www.semana.com/nacion/articulo/emisoras-con-mayor-audiencia-en-colombia-segun-ecar/381022-3

    Like

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s