Monthly Archives: October 2014

Reflexión no. 9

JMBLa intervención de Jesús Martín-Barbero en la Cátedra Narrativas Digitales giró en torno a una idea principal: internet, más allá de la tecnología y de las máquinas es una revolución, un cambio sustancial en las maneras de estar juntos.

¿Cómo podemos elaborar esta idea desde la perspectiva del periodismo y de los medios (o si se quiere, desde la discusión que teníamos acerca de las audiencias y las ciudadanías digitales)?

Advertisements

LOS OLVIDADOS

En el camino de muchas de las actividades de internet que reúnen a variadas personas, se encuentran temas que se vuelven tendencias. Estas tendencias dependen de la participación masiva de usuarios de internet, que participan de algún tipo de red que los acerca a lo que es tendencia y por supuesto los involucra en la misma, de acuerdo a sus intereses. No obstante hay ciertas tendencias como el Ice Bucket Challenge que se tornan masiva alrededor de un fin altruista y   que inunda las redes sociales inclusive a nivel mundial. Este fenómeno es cuando menos interesante de analizar. Especificamente porque muchos de los que participan en el Ice Bucket Challenge no entienden siquiera porque lo hacen o incluso si lo entienden no participan del mismo porque apoyen el fin altruista sino porque es popular en las redes sociales.

En este punto entran los olvidados. ¿Quiénes son ?

Los olvidados son aquello por quienes surgió el fin altruista que se tornó masivo. Es grupo de personas son importantes porque no son parte de la tendencia necesariamente y aun cuando lo sean, tienen en su esencia algo mas importante: ellos son el fin altruista por que se generó la tendencia. Es decir, son personas olvidadas, pues nadie piensa en ellas mientras continúan con la masiva tendencia. Vale la pena  reflexionar entonces si las tendencias altruistas valen la pena, si a toda vista olvidan el fin para el que fueron creados o aunque no sea olvidado se torna secundario detrás del afán por mantenerse dentro de lo que es tendencia.

Aquí pongo un ejemplo dentro del Ice Bucket Challenge para que entiendan que los olvidados son los que valen la pena, la tendencia, si se acuerda de ello también, de lo contrario estas iniciativas masivas son peores pues “invisibilizan” el problema pues lo mantienen, sin solucionarlo y además hacen que su finalidad esencial se vuelva solo un fantasma con respecto al frenesí que representa unirse a una tendencia de internet.

http://www.upworthy.com/the-last-ice-bucket-challenge-you-need-to-see-and-you-really-should-see-it?g=2&c=ufb1

El prosumidor #NoPagaMás

no pago

La última (¿y más estúpida?) de las campañas online que han sido lanzadas en Colombia es la #Colatón #YoNoPagoMás, que se vio materializada este miércoles. La idea era que la ciudadanía ingresara masivamente sin pagar como forma de protesta ante el mal servicio de Transmilenio y “las arbitrarias incrementos” (?), y es una muestra menos alegre de activismo web. Para mal o para bien (para mal), es un ejemplo de campañas lanzadas por ciudadanos prosumidores.

(Dicho sea de paso, es la primera vez que veo a empleadas del aseo de una universidad hablando de una campaña iniciada online).

No se hizo esperar la contra que mantiene la estética de la original aunque fue promovida en la página de Facebook de la Secretaría Distrital de Movilidad y otros organismos oficiales: #DecidíNoColarme.

sí pago

En realidad, detrás de esta guerra comunicativa es probable que hubiera organizaciones e instituciones de diversa índole y no solo ciudadanos prosumidores actuando individualmente. Creo que ambos casos muestran que la ciudadanía activa es previa al activismo digital, y no al revés -aunque hay iniciativas que pueden ir en contra de esta afirmación, como las hackatones.

La colatón es inútil políticamente y peligrosa, pero tal vez el antecedente más sobresaliente de una bobada online haya sido la campaña #ItsColombiaNotColumbia, ideada, por su puesto, por publicistas. Mejor fue la reacción: #ItsCocaineNotCokeaine, pero me temo que esta ya no aparece en Facebook.

Detrás de esa campaña hay también temas económicos y de marca (país) que la motivan, así como una organización encargada de ponerla en marcha, según explica  su página de Facebook. Allí dice que se trata de “un movimiento social que promueve el comienzo de un cambio sobre la percepción que se tiene en el extranjero sobre Colombia. Su objetivo es trasmitir las características y cualidades actuales de nuestro país y mostrar que hoy en día es foco de grandes inversionistas a nivel mundial, gracias a su crecimiento económico, social y cultural”.

Que los consumidores son ahora también productores de contenido es un hecho permanente, haya o no campañas masivas sobre temas específicos como #BringBackOurGirls o #MatrimonioIgualitarioYA. El origen de estas dos últimas también está en organizaciones cívicas o grupos de activistas preocupados por ambas coyunturas, y por eso corresponden a un nivel diferente al del mero ciudadano consumidor-productor de información. El problema es que estamos hablando de dos cosas diferentes al mismo tiempo: por una parte, la capacidad de individualmente producir contenidos para cierta audiencia gracias a las redes sociales y, por otra, el activismo 2.0 sobre temas específicos. Son redes ciudadanas y no individuos los que son capaces de poner en marcha campañas de este tipo, tengan o no impacto en el mundo real, y sean o no relevantes para la democracia -como #MatrimonioIgualitarioYA-, o tontadas -como #YoNoPagoMás.

Dados estos antecedentes hay un par de preguntas que uno debería hacerse. Primero, hasta qué punto la clase de contenidos que generan los individuos prosumidores son aquellos relevantes para la ciudadanía democrática. En principio todo el mundo comparte música, habla bobadas -son parte importante de la vida de todos-, pero a veces también discute y toma posición sobre temas de relevancia pública. La segunda pregunta es hasta qué punto las campañas que apuntan a construir ciudadanía sobre esos temas relevantes son posibles por fuera de organizaciones preexistentes, movimientos políticos, etc.

En últimas, sigue sin ser claro cuál es el verdadero impacto del prosumo en la construcción de una sociedad más democrática y mejor informada.

Un cambio a través del deporte

Hablando con algunas personas sobre la falta del apoyo en el deporte en Colombia, especialmente en las regiones más apartadas de Colombia, me encontré con una historia que es un ejemplo para lo que se podría hacer en un país lleno de problemas, pero también de cosas hermosas y entre esas el deporte.

En está página de Facebook me encontré con una bella historia que jamás había oído en ningún medio de comunicación del país. Se trata de la fuHuracan FC London Urabándación Huracán FC London dirigida por Henry May, un inglés apisonado por el fútbol que se dedica a apoyar proyectos de fútbol que lleven al progreso social y deportivo de una comunidad. Él y el resto de su equipo usan las redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube, debido a que su pagina fue suspendida, para promover estos proyectos y apoyar a esas personas que buscan un cambio a través del deporte.

Para sorpresa de algunos, las personas vinculadas con este proyecto vienen del exterior y son ellos quienes están apoyando el deporte en nuestro país. Ojalá todos nosotros viéramos la calidad de deportistas que tenemos. Los invito a que miren está página para que se den cuenta que con el deporte se pueden dan cambios gigantescos.

https://www.facebook.com/Huracanfc/info

https://twitter.com/Huracanfclondon/media

Apoyo a los Deportistas Invisibles

El deporte en Colombia nunca ha sido una prioridad para los medios de comunicación. Como lo hemos podido observar en los últimos años, los medios solo se interesan en un deportista o en un equipo cuando hay buenos resultados. Igual pasa con la mayoría de las empresas que patrocinan a algunos deportistas. Solo cuando hay fama y reconocimiento a nivel mundial deciden ayudarlos. Pero verdaderamente lo hacen por el deportistas o por qué quizá, es algo que les puede traer prestigio a sus empresas y en algunos casos un poco más de ingresos para la compañía. Pero esto no puede seguir así, ya que muchos de nuestros deportistas se están yendo del país en busca de apoyo de personas que si creen en ellos desde un comienzo y ven un futuro en ellos también.

Es por esto que se necesita un cambio. Debemos empezar a apoyar a nuestros deportistas desde que deciden comenzar su carrera deportiva desde muy jóvenes. Debido a esto, mi proyecto se trata en crear un medio digital en el que se le de visibilidad a todos los deportistas que están comenzando su carrera deportiva, es decir, desde que son deportistas de alto rendimiento. Para este medio será prioritario cubrir este tipo de eventos, dejando a un lado el cubrimiento de eventos profesionales como los partidos de la Liga de Fútbol Profesional de Colombia o aquellos eventos que son solo cubiertos por los medios de comunicación mas populares del país. Así mismo, es importante para este medio dejar a un lado lo que acontece con aquellos que ya tienen toda la fama, como por ejemplo que James es jugador del Real Madrid. Aunque entiendo que esto es también importante para el país, creo que en estos momentos lo que se debe hacer es comenzar a apoyar a todos estos deportistas que sueñan con ser algún día el próximo James, Falcao, Juan Pablo Montoya, la próxima Catherine Ibarguen, Mariana Pajón y porque no, el proximo Roger Federer. Sin embargo, si no les damos visibilidad y apoyo sera muy difícil que sigamos teniendo más y más deportistas como los que hoy tenemos y que estén orgullosos por el apoyo que reciben de su país.

Además de enfocarse en el cubrimiento de estos eventos, este medio también se dedicará a mostrar la calidad de deportistas que existen en aquellas regiones remotas del país, a las que el gobierno no les presta mucha atención y donde existen una cantidad de deportistas que por falta de apoyo, terminan dejando su actividad deportiva e involucrándose actividades que no le ayudan para nada el desarrollo de un país tanto a nivel social como a nivel deportivo.

[Entrada recomendada] Reflexión 7: El trecho del chisme digital a la historia periodística

5209796269_23b3c744ca_b

Licencia Creative Commons / Flickr

Las redes sociales han transformado las dinámicas de consumo de información a tal punto que los homes de medios del tamaño de The New York Times son cada vez menos visitados. Estas transformaciones han modificado también las maneras de hacer reportería de los periodistas que trabajan para esos medios.

Así lo confirma, para el caso estadounidense, ‘The American Journalist in the Digital Age’, un informe realizado en 2013 por los profesores de periodismo Lars Willnat y David Weaver, y publicado este año por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Indiana. Es el último de una serie de reportes producidos cada más o menos 10 años desde 1971. En The Switch, un blog de The Washington Post, Andrea Peterson recoge tres tablas que explican el comportamiento de los periodistas gringos en internet y redes sociales. Este es un resumen grueso de las conclusiones a las que llegaron los investigadores: Continue reading

#MatrimonioIgualitarioYA

602187_10151597588497526_1715406270_n“Merece repulsión el catre compartido por dos varones, qué horror, es sexo sucio, asqueroso, sexo que merece repudio. Es un sexo excremental y no puedo, me perdonan, convertirme en vocero de esa clase uniones que llevan a esa clase de excesos”. Con seguridad todo el mundo recuerda las ridículas intervenciones del senador Roberto Gerlein durante el primer debate del matrimonio igualitario en el Senado. Tuvieron lugar el 4 de diciembre del 2012 y fueron su respuesta a las declaraciones del ex senador Armando Benedetti, quien hizo las veces de ponente del proyecto de ley.

Desde noviembre, fecha en que se anunció el debate en comisión primera, las redes sociales manifestaron su apoyo frente a la posibilidad de que se reconocieran legalmente vínculos maritales entre parejas del mismo sexo. El hashtag #MatrimonioIgualitarioYA inundó Twitter y un signo igual sobre un fondo rojo se convirtió en la foto de perfil de muchos de los usuarios de Facebook.

El proyecto de ley fue aprobado con una votación de diez a cinco y pasó un segundo debate en sala plena que tuvo lugar el 20 de abril del 2013. Luego de debatir con argumentos que nada tienen de argumentativo, de poner la Biblia por encima de la constitución y hablar de aberraciones, diecisiete senadores votaron y favor y cincuenta y uno en contra. Hundieron el matrimonio igualitario. Solo quedó la sentencia 577 de 2011, que establecía que a partir del 21 de junio las parejas del mismo sexo podrían hacer efectiva una unión contractual solemne, desde ese día, un juez o un notario estaría en capacidad de legalizar matrimonios no matrimonios.

Cuando que Armando Benedetti anunció la reactivación del debate e hizo públicas las fechas de las sesiones en el capitolio, las redes volvieron a inundarse con #MatrimonioIgualitarioYA. @AngelicaLozanoC, que para entonces no era representante a la cámara sino concejal y ex alcaldesa de chapinero, usó el hashtag como bandera para organizar movilizaciones, dar declaraciones o hacer campaña a favor del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Los tuiteros comentaban, opinaban o simplemente lo nombraban en señal de apoyo.

En su momento no sirvió de mucho, pero fue lindo mientras duró.