[Entrada recomendada] Reflexión 7: El trecho del chisme digital a la historia periodística

5209796269_23b3c744ca_b

Licencia Creative Commons / Flickr

Las redes sociales han transformado las dinámicas de consumo de información a tal punto que los homes de medios del tamaño de The New York Times son cada vez menos visitados. Estas transformaciones han modificado también las maneras de hacer reportería de los periodistas que trabajan para esos medios.

Así lo confirma, para el caso estadounidense, ‘The American Journalist in the Digital Age’, un informe realizado en 2013 por los profesores de periodismo Lars Willnat y David Weaver, y publicado este año por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Indiana. Es el último de una serie de reportes producidos cada más o menos 10 años desde 1971. En The Switch, un blog de The Washington Post, Andrea Peterson recoge tres tablas que explican el comportamiento de los periodistas gringos en internet y redes sociales. Este es un resumen grueso de las conclusiones a las que llegaron los investigadores:

  • 40 % de los periodistas considera “muy importante” el uso de redes sociales para su trabajo y más de un tercio aseguró gastar entre media y una hora cada día en estos sitios.
  • Los sitios más usados por los periodistas son microblogs, especialmente Twitter, con el 53,8 % de la preferencia. Le siguen de lejos blogs de otros periodistas (23,6 %), sitios crowd-sourced como Wikipedia (22,2 %), redes de audiovisuales como YouTube (20,2 %), redes profesionales como Linkedin (10,6 %) y, finalmente, blogs de ciudadanos (7,1 %).
  • Buscar noticias de última hora es el uso más común que le dan los periodistas a las redes sociales: más del 80 % de los 1.080 periodistas encuestados aseguró que buscan mantenerse actualizados sobre los últimos desarrollos de estos hechos. Además, el 73,1 % aseguró utilizar redes sociales para vigilar qué reporta la competencia.

Un modesto ejemplo colombiano es el cubrimiento que hizo en octubre de 2012 El Universal sobre los destrozos e inundaciones causadas por varias jornadas de fuertes lluvias en Cartagena a través de imágenes y tuits de ciudadanos que mostraban la situación en diferentes zonas de esa ciudad.

Yo mismo hice en Pulzo el cubrimiento (si es que se le puede llamar así) de la zozobra colectiva que se extendió por las calles de Valledupar tras conocerse la repentina muerte de Diomedes Díaz, tal vez la peor tragedia que ha sufrido esa ciudad en medio siglo. Con un procedimiento similar se cubrieron la evolución de las jornadas de protestas en la Plaza de la Independencia de Kiev, que dejaron más de 100 muertos y terminaron con la caída del entonces presidente Viktor Yanukovich, o el derribo del avión de Malaysia Airlines en el agitado oriente de Ucrania, en zona fronteriza con Rusia.

Twitter también fue útil para enterarse rápidamente, por ejemplo, de la muerte de Philip Seymour Hoffman o para conocer y seguirle la pista a numerosos ‘tiroteos’ -que por lo general son un hombre armado que masacra a cuanta persona se le cruza por delante-, o a evacuaciones por amenazas de bomba en EE. UU. y otros países. Asimismo, las reacciones de dolor de figuras internacionales ante la muerte de Nelson Mandela, el 5 de diciembre de 2013, o de Gabriel García Márquez, el pasado 17 de abril, aparecieron primero en Twitter.

Trabajo fuera de las redes sociales

La misma encuesta muestra que una buena cantidad de los periodistas gringos aseguró utilizar redes sociales para encontrar ideas de historias nuevas (59,8 %), mantenerse en contacto con la audiencia (59,7 %), encontrar información (56,2 %) y fuentes adicionales (54,1 %). Además, el 44,4% utiliza las redes para seguir personas del mismo campo de trabajo -otros periodistas.

En el extremo opuesto hay una muestra del cuidado que se debe tener frente a temas claves para la veracidad de una historia periodística. Esto es evidente cuando en los últimos puestos del uso de las redes sociales está verificar la información (24,7 %) y entrevistar fuentes (20,0 %).

La parte dura del trabajo noticioso y de la reportería, lo que verdaderamente diferencia a un periodista de los demás ciudadanos -obtener información de fuentes diversas, contrastarla y verificarla-, difícilmente puede hacerse a través de redes sociales.

El tema me resulta útil teniendo en mente mi proyecto de medio ‘del futuro’, que busca recoger denuncias ciudadanas y monitorear temas y problemáticas regionales. Una de las cosas que hablaba con Jimena es precisamente la dificultad de pensar en un medio que se limite a amplificar estas denuncias. Entre los riesgos que este modelo puede tener están la difusión de información falsa o parcial, cargada por las agendas y los intereses económicos de los denunciantes, rencillas entre políticos, etc.

La Silla Vacía y los chanchullos regionales

Hace algunos días, La Silla Vacía, que se dedica a -por decirlo de alguna forma- desarmar las conexiones del poder más allá del centralismo bogotano, creó una historia a partir de una foto publicada en redes sociales.

La imagen muestra al exsenador del Partido Verde Félix Valera trabajando en la antesala de su campaña a la alcaldía de Valledupar. En la fotografía aparece en una “reunión política” o una “fiesta de cumpleaños” -dependiendo de la fuente- junto a, entre otros, el exalcalde de esa ciudad Ciro Arturo Pupo Castro, “primo hermano del paramilitar Jorge 40 y condenado hace dos años por contratación irregular”.

Pueden leer la noticia completa en el hipervínculo de arriba. Lo importante acá es que el contenido de redes sociales es apenas el origen de un tema que requiere mucho más trabajo periodístico. Al final, La Silla Vacía escribe una actualización tras comunicarse con el exsenador Valera que muestra un poco, aunque no a profundidad, el trabajo de reportería que es necesario para el periodismo y que debe extenderse fuera de las redes sociales:

Actualización: después de publicado este confidencial hablamos con el exsenador Félix Valera, quien nos aseguró que la foto que publicamos no fue en una reunión política sino en el cumpleaños de un médico, y que él no está en campaña a la Alcaldía. La Silla confirmó que sí se trató de un cumpleaños, pero una fuente que está en la región y conoce bien las movidas políticas le dijo a La Silla que en el encuentro sí se habló de política y que la percepción que hay es que Valera sí está interesado en ser Alcalde. La imagen fue además movida en redes como un encuentro de apoyo a Valera.

Advertisements

One thought on “[Entrada recomendada] Reflexión 7: El trecho del chisme digital a la historia periodística

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s