Tag Archives: Colombia

Acercando la realidad nacional

Tiene un nombre desastroso: le puse ‘Indaga Colombia’ mientras logro algo decente. Ahora, olvidando esto, se trata de un medio digital que da visibilidad a noticias y denuncias regionales, usualmente desapercibidas, y cuyo objetivo es, además de convertirse en un medio para fiscalizar el poder, acercar estos temas y hacerlos relevantes para la toma de decisiones tanto de la ciudadanía como del poder. Esto, con una visualización innovadora y herramientas del periodismo actual como la visualización de datos.

La idea es recoger también denuncias locales, darles contexto a los temas y contrastar las versiones para sacar a la luz historias que muchas veces los periodistas locales tienen que guardarse por seguridad básica o que nunca llegan a los grandes medios ni impactan realmente a los involucrados.

Considerando las graves limitaciones del acceso a internet y la libertad de prensa en muchas zonas del país, este medio se plantea tres ejes temáticos iniciales, no exclusivos, de producción de contenidos: acceso a internet (brecha digital), ley de transparencia (vigilancia de lo público) y libertad de prensa. Más allá de eso, las temáticas están determinadas por la coyuntura y las denuncias conseguidas por el medio.

Estructura

El sistema de navegación tradicional por secciones me parece tremendamente aburrido, y me gustaría tener un sistema similar a parallax scrolling o sitios web pageless. Para lo periodístico, el primero de ellos se ha utilizado especialmente por su capacidad de construir una narrativa multimedia para contar historias completas, como The Reykjavik Confessions o Snowfall, y por eso me puede ser útil para contar historias específicas, aunque no tanto para el diseño general de la página web.

Ahora, más allá de la visualización, estas serían las categorías del contenido (o secciones):

  • Las historias relevantes del día. Recoge los temas y noticias diarias a partir del monitoreo de medios. Es agregación enriquecida, crítica, análisis y fact checking. Puede haber noticias (‘hechos’ específicos) o reportajes más complejos.
  • Denunciómetro. El lugar donde se recogen las denuncias ciudadanas, se presentan en un mapa por lugar de origen desde donde se puede acceder a otras denuncias anteriores. Es un ‘denunciómetro’ porque cuando vaya pasando el tiempo permitirá comparar la cantidad de denuncias por regiones del país. Cada denuncia debería haber pasado por varios filtros y debería estar además contrastada con otras versiones.
  • El medidor de mentiras. Recoge todos los temas de fact-checking, aunque algunos puedan estar en la primera sección. Sin embargo, vas más allá porque analiza discursos o anuncios oficiales, y temas presentados por medios que no pasan el filtro para ser una de las historias del día.
  • Investigación. Esta no es una sección inicial del medio, y recogería historias a las que les hemos dado vuelo con investigaciones propias, presentadas en numerosos formatos —desde reportaje escrito, agregación hasta visualización de datos, o combinados.
  • Eventualmente también podría haber Campañas. Por ejemplo, convertirnos en abanderados de la lucha de un niño por poder ir al colegio o de una comunidad por obtener agua potable.

Financiación

La financiación será, inicialmente, autogestionada. En principio el sitio web estará montado en la plataforma de WordPress, que puede ser gratuita o Premium, a 99 dólares el año, e incluye un dominio sin el “.wordpress.com”. También hay que incluir el costo del diseño o del tema (plantilla). Por la misma línea, este medio podría montarse en plataformas que sean adaptables fácilmente a dispositivos móviles y más fáciles de hacer interesantes visualmente, como Strikingly y Webflow.

En cuanto a financiación, hay varias opciones que habría que ver con cuidado y que acá señalo a grosso modo.

Cuando el medio tenga reconocimiento podrán hacerse alianzas de otra índole y/o eventos que pueden recibir financiamiento. Por ejemplo:

  • Cursos de periodismo en regiones, para ciudadanos, estudiantes de colegios, universitarios o profesores.
  • Cursos de periodismo de datos.
  • Eventos de divulgación acerca de la importancia de la conectividad a internet, la ley de transparencia y sobre temas de libertad de prensa, tanto en regiones como en Bogotá.
  • Foros de expertos para buscar soluciones a los problemas encontrados.
  • Capacitaciones o asesorías sobre la implementación de la ley de transparencia en zonas alejadas del país.
  • Acuerdos tácitos para producir el insumo de historias para otros medios, que puedan ser publicadas en ambos medios, o agregadas por otros medios digital.
Advertisements

El prosumidor #NoPagaMás

no pago

La última (¿y más estúpida?) de las campañas online que han sido lanzadas en Colombia es la #Colatón #YoNoPagoMás, que se vio materializada este miércoles. La idea era que la ciudadanía ingresara masivamente sin pagar como forma de protesta ante el mal servicio de Transmilenio y “las arbitrarias incrementos” (?), y es una muestra menos alegre de activismo web. Para mal o para bien (para mal), es un ejemplo de campañas lanzadas por ciudadanos prosumidores.

(Dicho sea de paso, es la primera vez que veo a empleadas del aseo de una universidad hablando de una campaña iniciada online).

No se hizo esperar la contra que mantiene la estética de la original aunque fue promovida en la página de Facebook de la Secretaría Distrital de Movilidad y otros organismos oficiales: #DecidíNoColarme.

sí pago

En realidad, detrás de esta guerra comunicativa es probable que hubiera organizaciones e instituciones de diversa índole y no solo ciudadanos prosumidores actuando individualmente. Creo que ambos casos muestran que la ciudadanía activa es previa al activismo digital, y no al revés -aunque hay iniciativas que pueden ir en contra de esta afirmación, como las hackatones.

La colatón es inútil políticamente y peligrosa, pero tal vez el antecedente más sobresaliente de una bobada online haya sido la campaña #ItsColombiaNotColumbia, ideada, por su puesto, por publicistas. Mejor fue la reacción: #ItsCocaineNotCokeaine, pero me temo que esta ya no aparece en Facebook.

Detrás de esa campaña hay también temas económicos y de marca (país) que la motivan, así como una organización encargada de ponerla en marcha, según explica  su página de Facebook. Allí dice que se trata de “un movimiento social que promueve el comienzo de un cambio sobre la percepción que se tiene en el extranjero sobre Colombia. Su objetivo es trasmitir las características y cualidades actuales de nuestro país y mostrar que hoy en día es foco de grandes inversionistas a nivel mundial, gracias a su crecimiento económico, social y cultural”.

Que los consumidores son ahora también productores de contenido es un hecho permanente, haya o no campañas masivas sobre temas específicos como #BringBackOurGirls o #MatrimonioIgualitarioYA. El origen de estas dos últimas también está en organizaciones cívicas o grupos de activistas preocupados por ambas coyunturas, y por eso corresponden a un nivel diferente al del mero ciudadano consumidor-productor de información. El problema es que estamos hablando de dos cosas diferentes al mismo tiempo: por una parte, la capacidad de individualmente producir contenidos para cierta audiencia gracias a las redes sociales y, por otra, el activismo 2.0 sobre temas específicos. Son redes ciudadanas y no individuos los que son capaces de poner en marcha campañas de este tipo, tengan o no impacto en el mundo real, y sean o no relevantes para la democracia -como #MatrimonioIgualitarioYA-, o tontadas -como #YoNoPagoMás.

Dados estos antecedentes hay un par de preguntas que uno debería hacerse. Primero, hasta qué punto la clase de contenidos que generan los individuos prosumidores son aquellos relevantes para la ciudadanía democrática. En principio todo el mundo comparte música, habla bobadas -son parte importante de la vida de todos-, pero a veces también discute y toma posición sobre temas de relevancia pública. La segunda pregunta es hasta qué punto las campañas que apuntan a construir ciudadanía sobre esos temas relevantes son posibles por fuera de organizaciones preexistentes, movimientos políticos, etc.

En últimas, sigue sin ser claro cuál es el verdadero impacto del prosumo en la construcción de una sociedad más democrática y mejor informada.

Apoyo a los Deportistas Invisibles

El deporte en Colombia nunca ha sido una prioridad para los medios de comunicación. Como lo hemos podido observar en los últimos años, los medios solo se interesan en un deportista o en un equipo cuando hay buenos resultados. Igual pasa con la mayoría de las empresas que patrocinan a algunos deportistas. Solo cuando hay fama y reconocimiento a nivel mundial deciden ayudarlos. Pero verdaderamente lo hacen por el deportistas o por qué quizá, es algo que les puede traer prestigio a sus empresas y en algunos casos un poco más de ingresos para la compañía. Pero esto no puede seguir así, ya que muchos de nuestros deportistas se están yendo del país en busca de apoyo de personas que si creen en ellos desde un comienzo y ven un futuro en ellos también.

Es por esto que se necesita un cambio. Debemos empezar a apoyar a nuestros deportistas desde que deciden comenzar su carrera deportiva desde muy jóvenes. Debido a esto, mi proyecto se trata en crear un medio digital en el que se le de visibilidad a todos los deportistas que están comenzando su carrera deportiva, es decir, desde que son deportistas de alto rendimiento. Para este medio será prioritario cubrir este tipo de eventos, dejando a un lado el cubrimiento de eventos profesionales como los partidos de la Liga de Fútbol Profesional de Colombia o aquellos eventos que son solo cubiertos por los medios de comunicación mas populares del país. Así mismo, es importante para este medio dejar a un lado lo que acontece con aquellos que ya tienen toda la fama, como por ejemplo que James es jugador del Real Madrid. Aunque entiendo que esto es también importante para el país, creo que en estos momentos lo que se debe hacer es comenzar a apoyar a todos estos deportistas que sueñan con ser algún día el próximo James, Falcao, Juan Pablo Montoya, la próxima Catherine Ibarguen, Mariana Pajón y porque no, el proximo Roger Federer. Sin embargo, si no les damos visibilidad y apoyo sera muy difícil que sigamos teniendo más y más deportistas como los que hoy tenemos y que estén orgullosos por el apoyo que reciben de su país.

Además de enfocarse en el cubrimiento de estos eventos, este medio también se dedicará a mostrar la calidad de deportistas que existen en aquellas regiones remotas del país, a las que el gobierno no les presta mucha atención y donde existen una cantidad de deportistas que por falta de apoyo, terminan dejando su actividad deportiva e involucrándose actividades que no le ayudan para nada el desarrollo de un país tanto a nivel social como a nivel deportivo.

Failfografía

Child_scribble_age_1y10m

 

Mi proyecto para esta clase es, a grosso modo, un medio digital que recoja, analice y divulgue denuncias y noticias regionales para darles relevancia y acercarlas a los principales escenarios de toma de decisiones. Sin embargo, cuando uno empieza a pensarlo desde la reportería digital o la visualización de datos se estrella rápidamente con la primera y más grande limitación: la enorme brecha digital y limitada penetración de internet en muchas de las regiones de Colombia.

En Colombia hay 8,4 millones de suscriptores a Internet (7,6 millones de ellos a banda ancha), pero su distribución es tremendamente desigual. Según muestra el Mapa de Medios en Colombia del Ceper, aunque el índice de penetración de Internet banda ancha era en el país del 16% en 2013, realmente solo en 6 departamentos sobrepasaba el 10%. No es difícil adivinar cuáles son: Bogotá D.C., Antioquia, Risaralda, Santander, Valle del Cauca y Quindío.

Continue reading